Utilice Amazon S3, Digitalocean y Google Cloud para cargar imágenes y videos de forma remota a la nube.